Pollo en salsa de champiñones




A Vito la conocí hace muchísimos años, puede ser 17 o 18, cuando nos apuntamos al taller de teatro del instituto. Cuando llegué a la Universidad seguí un par de años más, hasta que ya no pude compaginar los estudios, la escuela de idioma y el teatro. Un auténtica pena, porque el teatro era una de mis pasiones y pienso que mi profesión frustrada. 

Fuimos perdiendo el contacto las personas que integrábamos este grupo de teatro tan fantástico. Pero gracias a las redes sociales, todavía muchos de nosotros sabemos de nuestras vidas a través de facebook. Asi fue como me reencontré con Vito hace más de dos años, y mira tú por dónde con el tiempo se dio cuenta, como yo, que le encantaba cocinar. Un día que publicó la foto de un bizcocho en el "face" le comenté que se animara a hacer un blog de cocina, que yo tenía el mío y me daba muchas alegrías. Así que me hizo caso y creó Entre sartenes anda Vito, un blog de recetas sencillas, de casa de toda la vida, que alterna con sus labores de "tricotosa".

Este pollo en salsa de champiñones la publicó Vito hace unos meses. Con lo fácil que es hacer un pollo de esta manera y nunca se me había ocurrido. Le he añadido mi toque personal utilizando champiñones frescos y añadiendo un puñado de guisantes. Sale riquísimo, como no. Y para comer hoy puedes servirle perfectamente. ¿Se animan?



POLLO EN SALSA DE CHAMPIÑONES

INGREDIENTES (2 personas):

  • Una pechuga de pollo ( ¼  kg. aprox.)
  • ¼ kg. de champiñones frescos
  • Una cebolla
  • Una hoja de laurel
  • 2 cucharadas de tomate triturado
  • Un chorrito de brandy
  • Pimienta negra molida
  • Unos granos de pimienta verde
  • Un vaso grande de agua
  • Dos puñados de guisantes congelados
  • Sal
  • Pimentón dulce de la Vera
  • 3-4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra


PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Cortamos la pechuga en cuatro filetes, dos por persona. Salpimentamos.
  • Lavamos los champiñones, los pelamos y metemos en agua para que suelten todo la arenilla. Después los escurrimos y laminamos.
  • Picamos la cebolla en juliana. Descongelamos los guisantes.
  • En una sartén grande calentamos el aceite y doramos a fuego fuerte los filetes por los dos lados. Apartamos sobre papel absorbente.
  • En el aceite de los filetes doramos la cebolla, a continuación echamos los champiñones y los tapamos. Rehogamos durante cinco minutos aprox.
  • Después añadimos los filetes, el brandy, la hoja de laurel y los granos de pimienta y esperamos a que se evapore el alcohol.
  • Agregamos el tomate, una pelín de pimentón y el agua y cocemos durante 15 minutos.
  • En el último momento añadimos los guisantes y dejamos unos minutos.