26.2.16

Brownie de calabaza (sin harinas ni azúcares refinados)



Este año tengo ganas de hacer muchas pruebas de dulces sin harinas ni azúcares refinados o, al menos que su cantidad sea lo más pequeña posible. Y sí, se pueden hacer dulces así. Son diferentes al paladar pero como cualquier alimento nuevo que introducimos en nuestra dieta, hay que adaptarse al sabor.


Este brownie tan nutritivo y saludable es mucho más ligero que un brownie tradicional. La calabaza le aporta suavidad pero no sabor, los dátiles le añaden el dulzor necesario del dulce y el color y sabor moreno se lo aporta el cacao puro en polvo que tanto me gusta. 

Con la receta que les traigo sale un brownie pequeñito, aunque con un par de cuadraditos por persona es suficiente. aunque sea más ligero que el brownie convencional también llena mucho.

Si lo notan poco dulce, pueden añadirle algunos dátiles más. Si notan poco sabor a chocolate, pues un poco más de cacao puro. Cada uno puede debe adaptarlo a sus gustos.

La receta es Ana Cabello, de Bocados fit, también adaptada por mi :-)



BROWNIE DE CALABAZA

Molde utilizado: reciente rectangular de pyrex de 22*17 cm.


INGREDIENTES (6 personas - 2 cuadraditos por persona):

  • Un huevo
  • 3 claras de huevo
  • 35 gr. de harina de avena
  • 35 gr. de almendra molida
  • 15-20 gr. de cacao puro 
  • 10-12 dátiles
  • 200 gr. de calabaza
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla en pasta
  • 25- gr. de nueces 





PREPARACIÓN:

  • Ponemos los dátiles en remojo la noche anterior (8-10 horas mínimo). Quitamos el hueso, colamos y reservamos.
  • Pelamos el trozo de calabaza y cortamos en cuadraditos medianos. Cocemos en el microondas en un recipiente tapado con papel film 4-5 min. a potencia máxima (yo lo hice en un molde de silicona de Lekué). Sacamos del microondas, destapamos con cuidado y ponemos en un plato sobre papel absorbente y dejamos enfriar. reservamos.
  • Batimos los huevos y las claras. Agregamos los dátiles y batimos muy bien hasta que se hayan desintegrado por completo.
  • Añadimos la calabaza cocida, la harina de avena, la almendra molida, la vainilla, volvemos a batir muy bien. 
  • Incorporamos el cacao en polvo y mezclamos con la masa.
  • Por último añadimos las nueces troceadas y mezclamos.
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Engrasamos y enharinamos un recipiente cuadrado o rectangular (también se puede forrar con papel de horno o utilizar spray desmoldante) y volcamos la masa.
  • Horneamos unos 35-40 min. Sacamos y dejamos enfriar antes de degustar. Está más bueno de un día para otro.

*Debemos conservarlo en el frigorífico, puesto que no tiene ingredientes como el azúcar o ningún tipo de grasa que ayude a sus conservación a temperatura ambiente.